Neo Yokio

Chocolate Toblerone de lujo para el exorcista moderno

Soy de ese tipo de personas que le encantan las parodias que se hacen de las películas/series que me gustan, siempre y cuando sean justificadas, no solo bromas amontonadas sin sentido. Soy una gran fan del anime, Neo Yokio es una parodia al anime y la pueden ver en Netflix.

Neo Yokio

En la mejor ciudad moderna de esta realidad alterna, Neo Yokio (sí, es una combinación de New York y Tokio), los exorcistas o magos, salvaron a la ciudad en el siglo XIX de los demonios que envidiaban su perfección y modernidad. En la actualidad, estos magos escalaron en la alta sociedad, volviéndose “magistócratas” y nuestro personaje principal, Kaz Kaan, es el representante de la familia más importante de ellos…francamente todos los personajes de alta sociedad en esta serie son niños ricos con poderes que les encanta la parranda.

Neo Yokio

Kaz Kaan y sus amigos viven una plena y tranquila vida llena de partidos de hockey de campo, gigantes chocolates de Toblerone, fiestas en los Hamptons y transporte en el meca-mayordomo de Kaz. Todo hasta que la tía Agatha obliga al joven magistócrata a cumplir su trabajo como exorcista para la familia de la famosa blogger de moda, Helena Saint Tesoro.

La serie es una extraña mezcla entre crítica a la superficialidad de los parámetros de éxito millenial (como el emblema de Neo Yokio: el tablero de los solteros más cotizados de la ciudad) y una enorme parodia o tributo a los clásicos del anime (desde Transformers y Sailor Moon, hasta Akira y Ranma ½). Incluyen también varias referencias clásicas al anime, como el extraño sangrado de la nariz en los hombres al tener contacto físico con una linda mujer, todo de una manera muy natural dentro de las tramas de los seis episodios que conforman la primera temporada.

Neo Yokio

Hablando de la parodia a la modernidad, se burla en bromas simples hacia los momentos de transformación que tienen los millenials de desprenderse de lo material, en búsqueda de la autorrealización…sin salir de la comodidad de nuestro hogar. También habla de la ideologización de bloggers, celebridades y su gran influencia en nuestra vida, casi como un culto.

Neo Yokio

El tema más destacado a presentar o parodiar, es la exageración en la relevancia que tiene nuestro outfit o eventos triviales sociales en nuestro humor, apariencia ante el mundo y como todo esto son vías perfectas para entrar en una crisis existencialista… nada por supuesto, que no se pueda arreglar con una barra enorme de Toblerone.

Neo Yokio

El elenco es otro detalle atractivo; además de contar con Jaden Smith como protagonista, que aporta muchísimo al contexto y la comedia de la serie, también encontramos a Jude Law como el meca-mayordomo de Kaz, e incluso incluyen a Steve Buscemi. Pero lo que más me gustó de este elenco fue que la mayoría de los actores tienen la misma profesión o similiar, a la de los personajes a los que le dan voz en el anime. Como Tavi Gevinson (Helena Saint Tesoro), quien fue una famosa blogger de moda y ahora es una reconocida editora de revistas; The Kid Mero y Desus Nice (Lexy y Gottlieb respectivamente), ambos siendo personalidades de YouTube, Twitter y comediantes.

Neo Yokio

Para el resto del elenco, son actores o personalidades conocidas en la cultura pop y en películas de culto, especialmente populares entre las nuevas generaciones. Tal es el caso de Jason Scwartzman (Isle of Dogs, Moonrise Kingdom, Scott Pilgrim vs. The World), la modelo y personalidad Alexa Chung, Willow Smith, entre otros.

Neo Yokio

La trama en general no es pretenciosa, es simple, fácil de llevar y los personajes no son lo suficientemente profundos para tomarse en serio a ellos mismos en cada obstáculo que enfrentan. Es decir, para mí no es una serie que merezca ovación, ya que al igual que sus personajes…todo es muy superficial, aunque disfrutable para una tarde de ocio y poder reírte un rato sin pensar demasiado las cosas, mientras tomas un Martini Caprese.

Neo Yokio

Netflix

Sofía Álvarez
Twitter: @sofia_h7
Instagram: @sofia.h7

 

Los comentarios están cerrados.