IT: TÚ TAMBIÉN FLOTARÁS

Stephen King sigue siendo el rey de reyes del terror, y esta nueva adaptación de su novela lo comprueba.

Lo intenté, de verdad lo intenté… Quise ver este remake sin expectativas, pero en mi defensa, mis acompañantes no fueron de gran ayuda. Llegué esperando una película que me hiciera reír de lo mala que fuera...o que me traumatizara como lo hizo la versión anterior con mi hermana mayor...el veredicto fue…

Inesperado. No cayó en ninguno de los extremos, lo cual es algo muy bueno; sin embargo, no es lo que esperaba, había más sangre y escenas fuertes de las que esperaba ya sé, ya sé…es Eso después de todo ¿no? Pues solo puedo decirles una cosa, no ví NADA de ESO venir.

No me malentiendan, Eso no me traumatizó, simplemente debo aplaudir a las secuencias de suspenso. Si esperaban una película de terror pura, no verán esto, la película del extraño Pennywise es un drama con suspenso, y entrega momentos que construyen secuencias de tensión bien planteadas y a pesar de que estas son la esencia de la película, ninguna se siente forzada o de sobra.

La producción en serio hizo un gran trabajo en los puntos más horríficos de la película, la realidad de los efectos especiales sube de tono el horror para esta adaptación que traumatizó a una generación entera la última vez que el payaso bailarín salió a jugar. Una recomendación: si son de esas personas que se asustan fácilmente, les aconsejo que vayan acompañados y no ingresen con bebidas a la sala.

IT

Muchas personas cuestionan la fidelidad de la película y sus personajes al texto de Stephen King, pero pienso que es muy difícil apretar detalles de 1500 páginas en dos horas. Ninguna adaptación es perfecta, pero a comparación de la versión de 1990, se incluyen más detalles importantes de la trama (sigue estando lejos del original, pero es un avance).

Lo vital sigue ahí, personalmente, la considero una buena adaptación, tanto de la obra original, como al nuevo contexto y sus nuevas audiencias (nosotros). El elenco se presenta de una manera inocente, honesta y con sus toques cómicos, súper importantes para tranquilizar a un grupo de niños perseguidos por un payaso demonio que toma la forma de sus peores pesadillas.

IT

Hablemos de las actuaciones, el renovado squad del Club de los Perdedores se acerca peligrosamente al cariño que le tengo al Club de imagen y sonido de Hawkins en Stranger Things. Bill (Jaeden Lieberher), Eddie (Jack Dylan Grazer), Richie (Finn Wolfhard), Stanley (Wyatt Oleff), Mike (Chosen Jacobs), Beverly (Sophoa Lillis) y Ben (Jeremy Ray Taylor) arman este conjunto de amistades unidas por evento algo fuera de lo normal, matar al payaso del pueblo Derry. Quiero destacar la vida que le dieron los actores a los personajes de Bill, Eddie y Richie, cada uno tiene la esencia (e inocencia) de su papel a flor de piel, creando mucha empatía en los diferentes ambientes que la película se da la libertad de tener; desde secuencias de horror hasta momentos de pura comedia pre-adolescente.

Los personajes de Stanley, Mike, Ben y Beverly quedaron un poco cortos, pienso que mientras que pudo haber sido porque algunos no tuvieron mucho tiempo en pantalla, faltó destacar algo único de cada uno de estos niños, lo cual pudo haber sido súper importante para esa sensación de nostalgia que se necesita para hacer el puente con la secuela.

Antes de llegar al personaje principal, quiero hacer una mención honorífica a Jackson Robert Scott (quien interpreta al pequeño Georgie), su actuación fue mi favorita por dos motivos principales: me dio escalofríos durante su primera aparición ante Bill después de ser “tomado” por Pennywise, realmente dio un nudo en la garganta. Mi segundo motivo es exactamente lo opuesto, su inocencia destaca y es muy palpable; esto mismo es un factor muy fuerte para las secuencias de horror que lo involucran, dejando un matiz de esa inocencia, dándole ese extra a su participación.

IT

Para cerrar quiero hablar del legendario Eso, el payaso bailarín interpretado por (el muy apuesto sin kilos de maquillaje blanco y rojo) Bill Skarsgård. Es innecesario comparar su interpretación con Tim Curry porque son dos actuaciones diferentes, había escuchado que Bill le agrega un toque de locura al payaso…lo cual es muy cierto; no es exagerado en la mayoría de los casos (pero sí los hay).

IT

Pienso que este detalle saca a Pennywise de forzar el obvio horror y le agrega al suspenso de su personaje, haciéndolo extrañamente perturbador y que tenga ESO que no te deja quitarle la vista de encima. Sin embargo, tengo que decir que hay particularmente dos escenas en donde viene un poco de sobra, pero eso ya lo juzgaran ustedes. Por otra parte, el resto de las secuencias me parecieron brillantes, tienen una gran combinación de los efectos especiales, el diseño de producción y la interpretación de Bill, que dan un tono surreal y ese factor que puede traumatizar a unos cuantos niños por segunda ocasión.

IT

Sofía Álvarez
Twitter: @sofia_h7
Instagram: @sofia.h7

Los comentarios están cerrados.